Procesado

Procesado

El tratamiento térmico de la madera en un procedimiento natural que se ha usado desde tiempo inmemorial para incrementar la vida útil de la madera. Suomen Lämpöpuu ha convertido este procedimiento en un proceso moderno, preciso y controlado. En él se mejoran las cualidades naturales de la madera sometiéndola a altas temperaturas (185 – 215 c°) y vapor de agua. No utilizamos sustancias químicas en absoluto. Los productos así conseguidos son completamente naturales y respetuosos con el medio ambiente.

En SLP vigilamos cuidadosamente el proceso de producción y, mediante la regulación de temperatura, cantidad de vapor y tiempo de tratamiento, podemos adaptarlo a la preparación del tipo de producto deseado. Gracias a nuestra experiencia hemos sido capaces de optimizar el proceso para adecuarlo a diferentes tipos y tamaños de maderas.

Entre las maderas termotratadas hay dos clases de productos, Thermo-S (stability) y Thermo-D (durability).Las características principales de los productos Thermo-S son su aspecto y su estabilidad. Según el estándar EN 350-1 (graduación de 1-muy duradero- a 5 –no duradero-) Thermo-S está clasificado como bastante duradero y de categoría 3 en cuanto a resistencia a la pudrición. Los productos Thermo-D tienen como propiedad principal su durabilidad biológica.

Según el estándar EN350-1, están clasificados como duraderos y de categoría 1 -2 respecto a la resistencia a la pudrición. En contacto con la tierra, los productos de categoría 1 duran unos 25 años (puede variar ligeramente dependiendo de la composición del terreno).

“Cuadro resumen de la influencia del proceso ThermoWood en las propiedades de la madera según clases”
El proceso de preparación puede dividirse en tres fases. En la primera, la temperatura de la madera se eleva rápidamente a 100 o C y lentamente a 130 o C. La humedad relativa de la madera desciende casi a cero. El vapor de agua impide al mismo tiempo que la madera se resquebraje. El efecto del tratamiento térmico se produce en realidad en la segunda parte del proceso. La temperatura asciende según el grado de tratamiento a más de 185o C y se mantiene así de 2 a 4 horas. El vapor de agua protege a la madera de la ignición y provoca cambios químicos. En la última fase, se hace descender la tempera mediante la pulverización de agua. La humedad de la madera se estabiliza por encima del 4 %. Queremos seguir desarrollando nuestra tecnología y procuramos incrementar la eficacia de nuestro proceso y su respeto por el medio ambiente entre otros aspectos. En los últimos años hemos trabajado en el uso del serrín procedente del cepillado de la madera como fuente de energía en el proceso de termotratamiento.

Materia prima

Como materia prima de nuestros productos usamos fundamentalmente pino y abeto finlandeses con el certificado PEFC (Pinus Sylvestris y Picea Abies). Crecida lentamente, la densa madera nórdica es especialmente adecuada para el tratamiento térmico. Queremos usar únicamente madera de alta calidad y nudo sano. Procuramos mantener relaciones de larga duración con las serrerías próximas que nos proveen a fin de garantizar la homogeneidad del material que adquirimos. Vigilamos constantemente la materia prima y el proceso de producción pues queremos responder a las expectativas de nuestros clientes con productos de calidad. Nuestros productos cuentan con el certificado PEFC que garantiza la rastreabilidad del origen de nuestros productos y cuya supervisión realiza una entidad externa e independiente. El certificado PEFC muestra de forma fiable cómo se cuidan y usan los bosques finlandeses. El sistema de certificación incluye todas las partes importantes del certificado forestal: exigencias respecto al cuidado del bosque, respecto a la cadena de manejo y aprovechamiento y exigencias respecto a auditorías externas. Nuestra producción, formas de trabajo y control de calidad se supervisan constantemente. Esto nos obliga a revisar nuestra actividad a lo largo de todo el año.